Opinión sobre el salvamanteles Lämplig de Ikea

 
 
Opinión sobre el salvamanteles Lämplig de Ikea:
 
Cuando tenemos que llevar a la mesa algún recipiente que esté caliente y que es un poco grande porque seamos muchos a comer siempre nos vemos con el problema de cómo apoyarlo en la mesa ya que el salvamanteles que tenemos en casa es bastante pequeño, para un cazo o cosas así que un día en el Ikea vimos este salvamanteles Lämplig y no dudamos en comprarlo.
 
Es del estilo de todos los salvamanteles, de estructura de acero inoxidable y tiene además cuatro pequeñas patas de plástico negro que es lo que apoya en la mesa, y que no trasmite el calor por lo que la mesa está totalmente a salvo.
 
Las medidas del mismo son 50 por 28 centímetros por lo que el salvamanteles tiene el tamaño suficiente para que puedas colocar una sartén grande en él o una olla algo que en uno más pequeño no es fácil ya que estaría inestable y aquí está perfectamente estable.
 
Quizá la única pega que tiene el salvamanteles es que no es extensible, sino que ese es su tamaño, por lo que no se puede reducir para guardarlo así que te tienes que buscarle un sitio en la cocina aunque nosotros lo tenemos con las bandejas y así no ocupa demasiado.
 
Nos costó seis euros y ya por fin podemos llevar a la mesa el cacharro caliente que tengamos que llevar sin ningún problema.
 

Escrito por : Garfer

Comparte el contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *