Opinión cubo de basura para baño Hulingen de Ikea

El cubo Hulingen para el baño de Ikea es una buena solución para tener algún sitio donde echar la basura que se genera allí, algún paquete que se abre o algo que se acaba, o desmaquillantes y demás que luego sin tener un cubo de basura en el baño caemos en la tentación de usar el inodoro como cubo de basura con el consiguiente peligro de que éste se atasque y además el derroche de agua de la cisterna.

El cubo es pequeño, de algo más de treinta centímetros de altura, cilíndrico, de acero inoxidable y con un pedal en el suelo que acciona la tapa y hace más fácil el abrirlo cuando lo necesitamos.

Dentro de la carcasa de acero inexorable está el cubo de basura propiamente dicho, un cubo de plástico, que es lo único que tienes que sacar para vaciar el cubo o bien para limpiarlo si algo que hayas tirado al cubo lo ha manchado, lo que lo hace aún más cómodo de limpiar, ya que no tienes que fregar todo el cubo sino sólo el interior.

La única pega que yo le veo es que al ser en el exterior de acero inoxidable cuando te duchas con agua muy caliente, el vapor que empaña el espejo también lo hace con el cubo y luego al enfriarse el baño la condensación de este vapor se convierte en gotitas de agua que hace que se pueda mojar el suelo con ello por lo que igual conviene colocarlo encima de algún tipo de toalla.

El cubo lo puedes conseguir en cualquier tienda de Ikea por diez euros y te soluciona el hecho de tener cosas por el baño que tendrían que estar en la basura.

Escrito por : Garfer

Comparte el contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *