Opinión sobre la alfombra Ringum de Ikea



Las alfombras Ringum de Ikea son alfombras circulares a buen precio, sobre todas las pequeñas, que te sirven para darle un toque de comodidad y colorido a la casa.

Las hay de dos tamaños, con un diámetro de 130 centímetros o de 70 centímetros, que son las que tengo en casa, pequeñas, ideales para una habitación pequeña o para una zona del salón en la que quieres proteger el suelo bien de una mesa o de una silla.

Para pisarlas descalzo tienen un tacto muy agradable, ya que son de lana y nylon, prevaleciendo la primera, y tiene además un grosor suficiente lo que hace que el pie como que se te entierre un poco, una sensación muy agradable, sobre todo en invierno.

Además debajo de la alfombra tienen una superficie que hace que la misma no se resbale por el suelo, ya sea parquet o baldosas lo que hay debajo.

La gran pega que le veo yo a este tipo de alfombra es que si al principio compras una que te guste el color, que te alegre la habitación en la que piensas ponerla, como fue mi caso con una verde manzana bastante curiosa, resulta que al ser tan clara la alfombra se me ensució demasiado pronto y limpiarla ni es fácil en casa ni tiene sentido llevarla a que te la limpien ya que por ese precio te compras una nueva, ya que las pequeñas cuestan sólo siete euros, por lo que yo recomiendo que compres una de un color más oscuro y más sufrida como una azul marino que tenemos y en la que la suciedad se nota mucho menos.

Escrito por: Garfer

Comparte el contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *